Golpe a la vitivinicultura nacional.

El anuncio de nuevas medidas para desalentar el consumo de alcohol fue tomado como otro golpe a la vitivinicultura nacional.

El Enólogo  Francisco Zunino expresó que ya la tolerancia cero para los conductores había significado una caída grande en el consumo y se estima que de votarse nuevas, la situación empeorará para el sector. Zunino aseguró que los comercios de barrio, donde se vende el vino, no podrán costear el registro que se propone. 

En este sentido Zunino sostuvo que las iniciativas impulsadas en el país han sido “sin ningún rigor científico” y sin tienen en cuenta el valor social que tiene la vitivinicultura.

El ex Secretario Ejecutivo del INAVI no descartó que los productores se movilicen al parlamento antes que el proyecto sea tratado.

Una de las propuestas es bajar un viaje de uvas y vino en el propio Palacio Legislativo.