Una joven afirmo que no la dejan trabajar en una Iglesia por ser lesbiana

En el departamento de  Salto, una joven denunció que no se le permite seguir trabajando en una parroquia por su condición de sexualidad.

La chica tiene 20 años y era animadora de un grupo de niños, hace unos días el padre Raúl García, párroco de la Capilla Don Bosco de Salto, le comunicó que no podía seguir brindando catequesis por su elección sexual.

La joven expreso que nunca se refirió a su orientación sexual delante de los niños y que su condición no le impide transmitir la palabra del Señor.

mariocedrani560x60.jpg